Este fin de semana no puedo dejarles de recomendar una interesante película que ayer viernes se estrenó: Las sesiones. Basada en una historia real nos cuenta la historia de una persona discapacitada que a sus 38 decide perder la virginidad, y nos muestra como emprende su particular aventura de una forma amena, positiva y vitalista, sin caer en la facilidad del drama al que puede inspirarnos en un principio alguien en su situación.

Y es que el sexo para personas con diferentes grados de diversidad funcional es un tabú en nuestra sociedad actual que poco a poco se está empezando a desvelar y a tratar de forma más humana y realista. En este contexto en nuestra casa llevamos ya tiempo ayudando a estas personas a poder disfrutar de la experiencia vital y maravillosa de la sexualidad a través de la iniciativa Sexo para Todos, sobre la que les invito a informarse y en caso de estar interesados en saber más detalles, como siempre, estaré encantada de atenderles y resolverles todas sus dudas.