consulta sr antonio

«Hola Sra. Rius, conocedor de su historia, y seguidor de sus experiencias y apariciones públicas, donde creo hace gala de una sabiduría y temple que su forma de ser y la vida le ha aportado, me he animado a escribirle para que me aconseje en cómo solucionar o reconducir mi situación sexual y sentimental.

Soy un hombre de 45 años, con una buena posición laboral, vivo en Barcelona y ya llevo casado más de 12, siempre en una buena sintonía matrimonial, y con dos hijos en común.

Al principio estaba muy enamorado de mi mujer y nunca le he sido infiel. Pero ahora, ya sea, y con sinceridad, por el paso del tiempo y los hijos, ella se encuentra más deteriorada físicamente que yo y también con muchos menos ánimos de tener relaciones conmigo. Siempre se encuentra preocupada de los hijos y muy poco por mí. Si bien es cierto que mi trabajo me obliga a viajar mucho, cuando vuelvo de mis viajes siempre hay una excusa para retrasar lo necesario y acercarnos a lo inevitable: Que yo piense que ella tiene un amante. ¡¡Y nos separamos!!.

Por otro lado me encuentro en la tesitura de no poder resistir mas la tentación de tener una relación paralela con una compañera del trabajo, a quien le debo gustar, pues constantemente se me está insinuando. Quizás sería mejor para evitar problemas debería de visitarla su casa, aunque solo sea para eliminar tensiones y evitar problemas de indiscreción.

Quizá usted pueda ayudarme, con su consejo y experiencia a encontrar una alternativa que me lleve, teniendo en cuenta todas las circunstancias que actualmente envuelven mi vida, a reconducir mi situación.

Gracias por su atención, reciba un muy cordial saludo, Antonio.»

 


 
Antonio, antes de nada gracias por sus palabras y por darme su confianza en cómo ayudarle a solucionar esta, su situación sentimental. De la manera en que se ha expresado, me hace sentir cercana a Ud. y amiga, más que una Sra. que por los muchos años de experiencia pueda darle una sugerencia.

Estos, sus doce años de matrimonio, son importantes y me convencen de que, si reflexiona sobre el tema, encontrara una solución favorable. Es cierto que las mujeres se sienten más madres que esposas, sobre todo a estas alturas de su relación, tal vez estas ausencias suyas, debido a su trabajo hayan enfriado su interés por el sexo, quizá sería el primer punto a tratar y ver si las puede reducir.

Leyendo su consulta creo que no hay otro hombre, si así fuese, la reacción de su Sra. sería muy diferente y en su relación, ella estaría mucho mas afectiva, creo conocer bien el pensar de las mujeres y en general, para ellas, el sexo no es la primera necesidad.

En lo referente a tener una posible relación en el trabajo, con una persona que seguro a Ud. también le tienta, mi recomendación es que la evite, ya que entonces acabaría teniendo dos problemas, el de su mujer y matrimonio y el de su amante y discreción laboral.

¿Ud. ha expuesto, con sinceridad, a su Sra., lo que a mí me cuenta?, ¿ha hablado con ella sobre que, su actual forma de relacionarse no puede durar, ya que está erosionando su estabilidad conyugal de forma contundente?.

Mi consejo es, si realmente esta Ud. enamorado de su mujer, que hablen, hablen sinceramente y en la intimidad. Es la mejor manera de recuperar lo perdido. Ahora bien, si la situación se ha enfriado, posiblemente lleguen los dos a una conclusión consensuada y tomen una decisión de mutuo acuerdo, pensando en todo lo que envuelve su matrimonio, empezando por los hijos.

La última alternativa que me comenta, recurrir a mí, creo que para eliminar tensiones, lo primero es reconducir su situación, aunque sí es cierto que todos necesitamos a alguien, para eso siempre esta a tiempo.

Espero haberle sido útil con mi planteamiento y gracias por su sinceridad, reciba un muy cordial saludo, Sra. Rius.

 


Si quiere realizarme una consulta puede hacerlo enviando un e.mail a info@srarius.com
o a través del formulario en mi página web.